Cómo Vivir Por Fe
222 subscribers
45 photos
137 links
Enseñanzas Radicales Para Discípulos de Jesús
Download Telegram
Hola Amigos, gracias por su paciencia en esperar contenido. Hemos estado enfocados en varios asuntos, incluyendo planes para establecer una comunidad en Colombia, lidiando con oposición de parte de algunos familiares de personas que se querían sumar al equipo acá en Buenos Aires, y respondiendo a todos los emails y mensajes que estamos recibiendo como resultado de la propagación de nuestra página de Facebook, incluyendo ayudar a varias personas que ya están listas para dejar todo y sumarse a nuestra comunidad.

Pronto esperamos volver a activar el tema del canal de YouTube, y también acá en Telegram, compartir enseñanzas frecuentes basados en versículos claves sobre varios temas pertinentes al discipulado de Jesús.

Esperamos que ustedes sigan enfocándose en Jesús y sus enseñanzas. Estamos en tiempo significativos, con muchas falsas enseñanzas, falsa información, y engaño, y es muy importante siempre anclarnos en lo que es seguro... el fundamento sólido de la obediencia a Jesús. (Mateo 7:24-27)
SER CRISTIANO SIGNIFICA OBEDECER A DIOS Y A JESÚS

Una de las enseñanzas más fundamentales de Jesús y en Nuevo Testamento, es que la obediencia a Jesús no es opcional. Ser cristianos no es algo que se hace intelectualmente o solo con los labios, sino que una verdadera fe y un verdadero amor por Jesús resulta en obediencia.

Si ustedes me aman, guarden mis mandamientos. (Juan 14:15)

Algunos, particularmente los Adventistas y los del movimiento de Raíces Hebreas, citan este versículo a menudo para supuestamente comprobar que Jesús quiere que guardemos el sábado (de la manera antigua) o que observemos las fiestas judías, etc. Pero Jesús está claramente hablando de los mandamientos que él ha dado mientras estuvo acá en la tierra... los que hoy en día podemos leer en los cuatro evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan). Si realmente amamos a Jesús, vamos a vivir conforme a sus enseñanzas.

Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. (Juan 14:22-24)

Jesús acá lo aclara más. Jesús se manifestará a los que obedecen sus enseñanzas, no al resto del mundo. Es decir, el resto del mundo, que no practica las enseñanzas de Jesús, no podrá realmente experimentar esta manifestación de Jesús en sus vidas. Solo aquellos que viven conforme a las enseñanzas de Jesús tienen una fe real en cual Dios mismo se manifiesta en sus vidas, lo cual lleva a una fe sólida que no puede ser fácilmente sacudida por las tormentas.

Cualquiera que se extravía, y no persevera en las enseñanzas de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en las enseñanzas de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a ustedes, y no trae esta doctrina, no lo reciban en casa, ni le digan: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras. (2 Juan 1:9-11)

Juan menciona que los que permanecen en las enseñanzas de Jesús, son los que realmente tienen al Padre y al Hijo. Es importante entender esto, porque los que promueven el Antiguo Testamento como la "pieza faltante" del cristianismo, argumentan que no es suficiente obedecer a Jesús, porque uno debe también "obedecer al Padre", lo cual ellos argumentan es vivir bajo el Antiguo Testamento, específicamente los 613 mandamientos dados por medio de Moisés.

Pero lo que ellos no entienden es que el que tiene al Hijo, tiene al Padre, pues Jesús vino para decirnos exactamente lo que el Padre quiere de nosotros. Jesús ya cumplió con la ley (Torá) y ahora nos llama a vivir bajo SUS enseñanzas, las cuales van mucho más allá de las reglas básicas de la moralidad (e.j. los 10 mandamientos) y nos llama a una vida de entrega completa a la voluntad de Dios... no bajo la letra legalista de la ley Antigua, sino bajo la "verdad y gracia" que Jesús trajo al mundo. (Juan 1:17)

Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. (1 Juan 5:3)

De nuevo, Juan asocia el amor a Dios con guardar sus mandamientos, y agrega que sus mandamientos no son gravosos. Recordemos que en el contexto de lo que Juan enseña, está hablando de los mandamientos que fueron dados por medio de Jesús... no la ley antigua que exige matar a los que cometen adulterio, a los hijos rebeldes, ni mandamientos sobre reglas de salud en cuanto a lo que se puede comer y no comer. Como mucho, se puede referir a los 10 mandamientos. Pero incluso con ellos, Jesús nos ha llamado a vivirlos de una manera mucho más profunda.
SI OBEDECEMOS A JESÚS, SABREMOS LA VERDAD, Y SEREMOS LIBRES

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si ustedes permanecieran en mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. (Juan 8:31-32)

Muchos dicen conocer la verdad, pero pocos son los que están dispuestos a permanecer en las enseñanzas de Jesús. En vez, terminan promoviendo cualquier otra cosa, sea la ley de Moisés, las enseñanzas de su denominación en particular, o alguna teología intelectual que tiene poco que ver con vivir el mensaje de Jesús.

Jesús mismo dice que para ser "verdaderamente sus discípulos" debemos permanecer en sus palabras. ¿Cuántos estamos haciendo eso hoy?

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14:6)

Este es uno de los versículos más citados por personas dentro del sistema religioso, si bien es evidente que la mayoría de ellas no lo creen.

Acá Jesús está diciendo lo mismo que en el versículo anterior.

Si ustedes permanecen en mi palabra (yo soy el camino), conocerán la verdad (yo soy la verdad), y la verdad los hará libres (yo soy la vida).

Muchos son los que dicen que Jesús es el camino, la verdad y la vida, pero no quieren seguir su camino, sujetarse a su verdad, ni vivir el estilo de vida que Jesús enseña.
Audio
Esta es una canción que no hemos subido a ningún otro lado. Esperamos que les sea de inspiración.
Muchos nos habían preguntado qué estaba pasando con el tema de publicar videos en nuestro canal de YouTube. Yo ya les vengo avisando acá en Telegram de algunas cosas que han pasado, pero también hemos pensado sobre todo el tema de los videos en general, y la importancia de que no nos convirtamos en "entretenimiento religioso", un canal para escuchar solamente... sino que realmente podamos alentarnos a poner en PRÁCTICA las enseñanzas de Jesús.

Acabamos de publicar un video sobre el tema, y sería bueno que lo mires por completo, porque te explica cuáles son los videos más importantes en nuestro canal, y también habla de este tema espiritual detrás de los videos.

Para ver el nuevo video, haz clic aquí:
https://bit.ly/CuantosVideosNecesitas

Saludos.
Estamos trabajando en producir más videos, aunque todavía nos está costando encontrar el ritmo. Pero tenemos algunos videos de canciones que estamos haciendo y pronto comenzaremos a hacer más videos de enseñanzas, Dios permitiendo. Entretanto, seguimos publicando contenido regular en Facebook, y respondiendo a todos los mensajes que nos están mandando allí y en el email.

El nuevo equipo en Colombia está creciendo. Una familia de Venezuela hizo un largo viaje para llegar a Colombia y ahora están haciendo un tiempo de prueba para pronto sumarse oficialmente a la comunidad. Es el resultado de mucho trabajo espiritual que ellos y nosotros venimos haciendo ya hace como un año y es realmente inspirador ver el buen fruto que Dios ha dado como resultado.

Otros en Colombia ya están haciendo preparaciones para ir donde está el equipo y ser discipulados allí, así que en los próximos meses ya habrá una buena comunidad allí, y estamos emocionados por todo lo que Dios está haciendo y a la espera de lo que va a venir como resultado de esto.

Sigamos alentándonos los unos a los otros a poner la mirada en Jesús y sus enseñanzas, pues él es el único que puede saciar nuestra sed, en un mundo lleno de pozos vacíos.
Mañana esperamos subir un nuevo video de una canción que estamos a punto de terminar. Apenas tengamos terminada la mezcla de la canción (que les hago recordar... lo hacemos simplemente en la laptop y no en un estudio de grabación)... se los pasaremos acá en Telegram para que lo escuchen, y esperamos que les sea de aliento.

La canción se llama "No Te Dé Temor" y la letra es de un himno antiguo, aunque le hemos puesto nueva música.

La letra es la siguiente:

No te dé temor hablar por Cristo,
haz que brille en ti su luz;
siempre a quien te redimió confiesa,
todo debes a Jesús.

Coro:
No te dé temor, no te dé temor,
nunca, nunca, nunca.
Es tu Salvador amante;
nunca, pues, te dé temor.

No te dé temor hacer por Cristo
cuanto de tu parte está;
obra con amor, fe y constancia:
tus trabajos premiara.

No te dé temor sufrir por Cristo
los reproches, o el dolor;
sufre con amor sus pruebas todas,
cual sufrió tu Salvador.

No te dé temor vivir por Cristo
esa vida que te da;
si en tu mucho afán en él confiares
de todo bien te saciará.

No te dé temor morir por Cristo:
vida, luz, verdad es él;
él te llevará con su ternura
a su célico vergel.
Audio
Esperamos que esta canción "No Te Dé Temor" los aliente y edifique.
Acabamos de actualizar las "Tarjetas de Estudio" en nuestra página web. Ahora son 200 tarjetas que puedes estudiar sobre diferentes temas relacionados al discipulado y vivir por fe.

Las hemos organizado por categorías y también en cinco juegos de 40 tarjetas de más importante a menos importante, para que puedas enfocarte primero en los temas que son más pertinentes.

Para acceder a las tarjetas online y descargarlas, visita el siguiente link de nuestra página web:
https://www.comovivirporfe.com/recursos/tarjetas
La Vida Es Ficticia
(Himno antiguo)

La vida es ficticia, efímera flor,

Del sol a la tarde, la agosta el ardor;

Antes que se mustie, la debes llevar,

Cuál ofrenda grata, de Dios al altar.

Sí: desde la infancia hasta la vejez,

Se pasan los años con gran rapidez

Y llega la muerte, sin verla venir,

Y el alma ¿no sabe a dónde ha de ir?

Incierta es la hora de tu cierto fin:

¡Ay de aquel que tema del juicio el Clarín!

¡Reflexiona, oh hombre, qué de ti va a ser!

O eterna desdicha, o eterno placer.
Para los que no la haya visto, la película "Los Radicales" es una muy recomendada en nuestra comunidad. Trata de los Anabaptistas, que prácticamente eran los verdaderos cristianos durante el época de la Reforma y fueron perseguidos por los Católicos y Protestantes.

Los Anabaptistas sostenían que la parte más importante de toda la Biblia eran las enseñanzas de Jesús, que el sistema religioso no estaba obedeciendo a Jesús (ni los Católicos, ni los Protestantes), particularmente con respecto al uso de la violencia, el poder político y las riquezas.

Aquí tienen un link a la película en YouTube, que probablemente no va a estar disponible por mucho tiempo, ya que la última vez que lo habíamos encontrado, luego YouTube lo bajó por temas de copyright:

https://www.youtube.com/watch?v=S0ICYPHaABU&list=PLyXXMRxR3UTnS4g6MMKe0EA5OmkJdhtZA&index=1
¿Alguna vez escuchaste a predicadores citar la tercera epístola de Juan para argumentar que Dios quiere que seamos ricos, ya que Juan dice: "Deseo que prosperes.."?

Pues aquí tienes una clara explicación de lo que significa ese versículo:
https://bit.ly/LaVerdaderaProsperidad

¡Compártanlo en sus redes para que más personas despierten a la verdad!
ESTUDIO BÍBLICO SOBRE LA SALVACIÓN

1. Habrá un día de juicio. (Hebreos 9:27; 2 Corintios 5:10)

No importa si somos cristianos o inconversos, TODOS vamos a tener que rendir cuentas por lo que hemos hecho en esta tierra.

2. Seremos juzgados por nuestras obras. (Mateo 16:27; Romanos 2:5-8; 1 Pedro 1:17; Apoc 20:12-13; Apoc 22:12)

Lo que principalmente se va a juzgar es lo que HICIMOS. No vamos a poder esconder la evidencia de nuestras acciones, pues todas nuestras obras estarán grabadas y serán manifiestas en el día del juicio.

3. Todos hemos pecado contra Dios. (Romanos 3:10-18.23)

Lo primero que comprobarán nuestras obras es que hemos desobedecido a Dios. Ninguno podrá jactarse. Ninguno podrá argumentar que fue una buena persona. Todos nos encontraremos culpables de haber fallado moralmente ante de Dios. Como resultado, no tendremos ninguna posibilidad de obligar a Dios de darnos la vida eterna.

4. El pecado lleva a la muerte espiritual. (Romanos 6:23; Santiago 1:15)

El pecado parece atractivo al principio, pero cuando cedemos ante la tentación y la cometemos, siembra la muerte en nuestro espíritu, y la consecuencia de nuestra desobediencia es la muerte, tanto física como espiritual.

5. Dios quiere que todos sean salvos. (1 Timoteo 2:4; 2 Pedro 3:9)

Contrario a lo que algunos religiosos argumentan, Dios no quiere que las personas estén condenadas. Quiere que todos sean salvos, que se arrepientan y conozcan la verdad.

6. Jesús dio su vida por amor a nosotros. (Juan 3:16; Romanos 5:7-8)

A pesar de que éramos enemigos de Dios por nuestra desobediencia, Jesús vino a la tierra para mostrarnos el camino a la salvación, para que cualquiera que confiara en él no fuese destruido sino que pudiese ser salvo.

7. Jesús murió por los pecados de todo el mundo. (1 Juan 2:2)

La muerte de Jesús en la cruz fue totalmente necesaria para salvar siquiera a una sola persona, y totalmente suficiente para salvar a todas las personas que jamás vivieron.

8. La salvación es un regalo de Dios que no merecemos. (Efesios 2:8-9; Tito 3:3-6)

Ninguno podrá jactarse ante Dios, pues nuestras obras primeramente comprueban que hemos desobedecido a Dios. Solo podemos recibir la vida eterna si Dios decide dárnosla, pues no la podemos obtener por nosotros mismos, ya que el pago de nuestras acciones de desobediencia es la muerte.

9. Dios nos manda a arrepentirnos. (Mateo 3:2; Lucas 13:3; Hechos 17:30)

Dios ha hecho su parte, y ahora nos llama a hacer la nuestra. Podemos ignorar el llamado y seguir en la desobediencia, y o podemos arrepentirnos (cambiar nuestra forma de pensar y cambiar de dirección) y rendirnos ante los pies de Cristo.

10. Haz obras dignas de arrepentimiento. (Lucas 3:8; Hechos 26:19-20)

Decir que nos arrepentimos no es suficiente. Nuestras obras demostrarán ahora y en el día del juicio si realmente estamos arrepentidos de haber desobedecido a Dios.

11. Si nos arrepentimos y confiamos en Jesús, Dios borrará nuestros pecados. (Hechos 3:19; Hebreos 10:16-17)

Gracias a la vida, muerte y resurrección de Jesús, podemos reconciliarnos con Dios si respondemos en obediencia al llamado de arrepentimiento y ponemos toda nuestra confianza en Jesús.

12. Si confesamos nuestros pecados, seremos perdonados. (1 Juan 1:9)

Si no queremos reconocer nuestra maldad y seguimos justificando nuestra desobediencia, permaneceremos en la oscuridad y bajo condenación. Cuando confesamos nuestra desobediencia y estamos totalmente dispuestos a cambiar, somos limpiados internamente de nuestra maldad y dados el poder para vivir en obediencia a Jesús.

13. Si confiamos en Jesús, tendremos vida eterna. (Juan 11:25-26, Romanos 10:9-11; 1 Juan 5:11-12)

Jesús promete que cualquiera que creyere en él, ya no está bajo condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.
ESTUDIO BÍBLICO: CONDENACIÓN

Muchas personas se sienten condenadas por Dios debido a ser conscientes de cuán pecaminosos son. Como vimos en el estudio bíblico anterior, Dios ha provisto un plan de salvación por medio de Jesús. Así que no hay razón por cual necesitamos permanecer en la condenación.

1. Jesús no vino para condenarnos. (Juan 3:17)

Ya estábamos condenados por las decisiones que habíamos tomado en contra de la voluntad de Dios. Pero Jesús específicamente dijo que no vino para condenarnos sino para salvarnos. Así que no debemos ver las enseñanzas de Jesús como malas noticias, sino como parte del plan de salvación.

2. El diablo es nuestro acusador. (Apocalipsis 12:10)

A veces nuestra mente y corazón nos acusa y condena por las cosas males que hemos hecho, por nuestras malas motivaciones y pensamientos, etc. Pero cuando no nos presentan una solución y nos llevan a sentirnos condenados ante Dios, tenemos que recordar que es el diablo el que quiere desanimarnos y alejarnos del arrepentimiento y el perdón de Dios.

3. Dios es mayor que nuestra culpa. (1 Juan 3:20)

Nuestro corazón puede dar testimonio de que hemos hecho el mal, pero Dios es mayor que nuestro corazón y puede perdonarnos.

4. No hay condenación para los que están en Cristo. (Romanos 8:1)

Si realmente estamos tratando de vivir en obediencia a Jesús, ya no estamos bajo condenación, pues crecemos en nuestra obediencia a las claras enseñanzas de Jesús y a la guía de Dios por medio de su Espíritu.

5. El único pecado imperdonable. (Marcos 3:28-29; Lucas 12:10)

Mientras seguimos resistiendo la voz de Dios en nuestras vidas, no podemos ser perdonados. Pero el diablo incluso se aprovecha de estos pasajes bíblicos para destruir toda esperanza de salvación en nuestras mentes. Necesitamos profundizar este tema y entender lo que realmente significa blasfemar el Espíritu Santo y qué hacer si creemos que hemos cometido este pecado. Así que por favor mira el siguiente video sobre el tema:

https://bit.ly/LaBlasfemiaDelEspirituSanto

6. Todo coopera para el bien si amamos a Dios. (Romanos 8:28)

Dios puede usar incluso nuestros fracasos para el bien si realmente amamos a Dios y estamos siguiendo su llamado de vivir conforme a SU propósito.

7. Confiesen sus pecados, unos con otros. (Santiago 5:16)

En una verdadera comunidad cristiana nos conocemos tal como somos y podemos experimentar la verdadera sanación espiritual confesando nuestros pecados los unos a los otros, y pidiendo ayuda a Dios y a nuestros hermanos para superarlos.

8. Perdona a los demás para ser perdonado. (Mateo 6:12-15; Lucas 6:37)

Cuando rehusamos perdonar a los demás, no solo nos contaminamos con el rencor, sino que eliminamos la posibilidad de siquiera creer que Dios realmente nos puede perdonar. Reconoce cuánto Dios necesita perdonarte y perdona tú las faltas de los demás para experimentar también ese perdón de Dios.
ESTUDIO BÍBLICO: JESUCRISTO

Jesús es central a toda la Biblia. Sin embargo, el sistema religioso no le da a Jesús el lugar que le corresponde. Como cristianos, es importante enfocarnos en Jesús y sus enseñanzas por encima de todo lo demás, pues sólo así tendremos claridad en cuanto a la voluntad de Dios para nuestras vidas.

1. Jesucristo es el único camino a Dios. (Juan 14:6)

Jesús es el camino, la verdad y la vida. Si seguimos el camino que Jesús propone, conoceremos la verdad y experimentaremos la vida que Jesús promete. Por el contrario, si seguimos un camino que va en dirección opuesta al camino que Jesús vino a mostrarnos, nos estaremos alejando de la vida que Dios quiere para nosotros. Entendiendo este punto, podemos filtrar todos los supuestos "caminos a Dios" por medio de Jesús, ya que sólo Jesús nos muestra cómo es Dios, el Padre, realmente.

2. Hay un sólo mediador. (1 Timoteo 2:5)

No necesitamos rezar a santos, prenderle velas a estatuas o seguir a un "papa" humano. El único mediador entre Dios y los hombres es Jesús. Esto también significa que no necesitamos formar parte de un grupo en particular para ser salvos. La salvación no depende de ninguna persona salvo Jesús, porque sólo Jesús tiene autoridad y capacidad para dar salvación. Cualquier promesa de salvación fuera de Jesús es una estafa.

3. No hay otro en cual puedes ser salvo menos Jesús. (Hechos4:11-12)

Los "edificadores" religiosos han rechazado a Jesús, quien es cabeza del ángulo... Piedra Angular y fundamental para nuestra fe. No hay ningún otro salvador, pues sólo Jesús tiene el nombre de salvador. No pongas tu fe en cualquier otra persona.

4. No hay otro fundamento salvo Cristo. (1 Corintios 3:11)

Pablo reconoció que Jesús es el único fundamento sobre cual construir nuestra fe. Hay muchas maneras en que una vida basada en las enseñanzas de Jesús se puede manifestar. Algunas obras son mejores que otras, pero el fundamento sí o sí tiene que ser Jesús. Todas nuestras obras serán probadas por el fuego, y sólo lo que se hizo por amor y en sincera obediencia a Jesús permanecerá.

5. Todas las Escrituras apuntan a Jesús. (Juan 5:39-40)

Muchos leen y estudian la Biblia creyendo que por hacer eso van a tener la vida eterna. Pero la Biblia da testimonio de que la vida eterna se encuentra en Jesús, y no quieren sujetarse a las enseñanzas de Jesús para obtener esa vida a cual apuntan las Escrituras. Usar las Escrituras para tratar de refutar lo que Jesús comunica con su ejemplo y enseñanzas es abusar de ellas.

6. Jesucristo es la Piedra Angular. (Efesios 2:20; 1 Pedro 2:6)

Una piedra angular era una piedra perfectamente cuadrada y fundamental que se usaba como estándar para alinear todas las demás piedras en una construcción. Espiritualmente, Jesús es el estándar por el que debemos alinear todo lo demás. Si alguna enseñanza, esté o no en la Biblia, pareciera contradecir el mensaje de Jesús, debemos hacer que esa enseñanza encaje con lo que Jesús enseña y no tratar de hacer encajar a Jesús con la enseñanza de otra persona (ej. Moisés, Salomón o Pablo).

Para profundizar este tema, mira el siguiente video impactante sobre la Piedra Angular:
https://bit.ly/Jesus-LaPiedraAngular

7. Jesucristo es la Palabra de Dios. (Juan 1:1-14; Apocalipsis 19:13)

Jesús es el "Logos", el Verbo, la Palabra de Dios. Esa Palabra de Dios existía antes que el mundo fuese creado, y sin duda antes que existiera la Biblia. Las Escrituras dan testimonio de esa Palabra de Dios pero no son en sí la Palabra. Cuando las personas usan textos de la Biblia para contradecir a Jesús, convierten las Escrituras en palabra de satanás, así como cuando el diablo citó el salmo 91 a Jesús para tentarlo a saltar desde el pináculo del templo.
8. Jesucristo nunca cambia. (Hebreos 13:8)

Jesús es el mismo ayer, hoy y para siempre, así que decir que las enseñanzas de Jesús eran sólo para los judíos del primer siglo es absurdo.

9. Es mejor quebrarte sobre Jesucristo. (Lucas 20:17-18; Mateo 21:42-44)

Cualquiera que se sujeta a las enseñanzas de Jesús será "quebrantado". Tu orgullo, ambiciones, lujuria, etc. tendrán que ser sacrificados en el altar. Pero los que no caen sobre la roca para ser quebrantados descubrirán al final que la roca caerá sobre ellos y los hará polvo.

10. Las enseñanzas de Jesús nos juzgarán. (Juan 12:48)

Jesús no vino a juzgar al mundo sino para dar un mensaje para salvar al mundo, o mejor dicho, a cualquiera que escuche y crea el mensaje. Pero los que rechazan el mensaje ahora tendrán que rendir cuentas por ello después.

11. Si rehusas creer a Jesús, quedarás condenado. (Juan 3:36)

El mundo está perdido y va a la destrucción. Si no hacemos caso a lo que Jesús vino a decirnos, nuestro destino no va a cambiar.